Luces de Octubre (II)

4.
Tú,
verso imprescindible
en el poema de mi existencia.


5.
El miedo al NO
nos cerró la boca,
y ya no hubo ningún camino posible
entre tu vida y la mía.


6.
A veces el alma suplica
por sentarse a paladear la puesta de sol,
a fin de cuentas
¿quién no ha necesitado
detener el mundo por un instante?


7. 
Me he dado cuenta de que la vida puede ser algo más
y he decidido no conformarme con menos.


8.
Mi nombre en tu boca, 
poderoso conjuro
al que soy incapaz de resistirme.

Luces de Octubre


1. 
Se han borrado por completo
las huellas de tus caricias.
Mi boca ya no recuerda
la presión de tus labios.
Los rasgos de tu rostro
se difuminan por momentos,
pero tu nombre,

tu nombre sigue escrito en mi alma con tinta indeleble.

2.
Las cicatrices de los amores perdidos
son medallas al valor que nos recuerdan
las piedras
con las que no debemos volver a tropezar.

3.
Después de todo
nuestro “para siempre”
tenía fecha de caducidad.